Síguenos en Twitter
Dr. Armando y Martha Alducin

MULTITUD DE NACIONES, OVEJAS DE OTRO REDIL

Cuando nosotros entendemos y compaginamos la escritura del Antiguo Testamento con el Nuevo Testamento se nos hace más clara en el cumplimiento de las promesas y de todo el conjunto de intenciones en El Corazón de Dios; por ejemplo, tenemos enseñanzas varias que hoy podríamos preguntar ¿por qué no se ha dado cumplimiento a estas promesas?, por ejemplo:

Gen 13:15 Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
Gen 13:16 Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.

Gen 15:5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.

Hoy día podemos contar a los judíos en el mundo en la diáspora y en Israel, los censos en los diferentes países del mundo detectan a las personas que son judías por religión ó por tradición ó herencia (por eso fue tan fácil para los Alemanes de la Alemania Nazi encontrarlos en todos los países de Europa donde invadieron en la segunda guerra mundial y si me apuran tantito desde mucho antes en las guerras civiles y revolucionarias de la antigua Unión Soviética y hasta la primera guerra mundial.); luego entonces, ¿aun no se ha cumplido esta promesa para Abraham?, por supuesto que sí, y se ha cumplido de una manera extraordinaria, veamos un poco de historia.

Desde la época de los Patriarcas se ha diseminado, la zera (semilla) abrahamica, por medio de sus descendientes, por el lado, del hijo de la sirvienta agar Dios le dio promesa a ese pueblo, dijo lo siguiente:

(NOTA IMPORTANTE SOBRE INFORMACION GENETICA TRASMITIDA POR MEDIO DE LA ZERA
Que es la Genealogía genética en general?
Un test genealógico le indica a cuál haplogrupo pertenece (hasta 40.000 años atrás en el tiempo, QUE SUERTE PUES EN HISTORIA BIBLICA TENEMOS 5771), a qué pueblo primitivo de la antigüedad pertenecieron sus ancestros y en qué país vivieron sus antepasados hace 40 generaciones, es decir en el siglo X/XI. Recibirá la información sobre su procedencia en las líneas paterna y materna. Con la genealogía ADN, usted podrá encontrar también “parientes genéticos”, es decir, personas que compartan con usted antepasados comunes. Al intercambiar información tal como entradas de árboles genealógicos con ellos, usted ampliará sus conocimientos acerca de la historia de su familia.)

Gen 15:3 Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa.
Gen 15:4 Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará.

Gen 16:8 Y le dijo: Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora.
Gen 16:9 Y le dijo el mensajero de Jehová: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano.
Gen 16:10 Le dijo también el mensajero de Jehová: Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de la multitud.
Gen 16:11 Además le dijo el mensajero de Jehová: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción.
Gen 16:12 Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará.

Digamos que también cuentan los de esta descendencia, pues también provienen de la zera de Abraham, aunque no de la promesa que fue Isaac; sin embargo, a ellos los doto de tierra, riquezas inimaginables, oro negro (petróleo) alrededor de Israel existen tan solo 22 naciones árabes, esto es tremendo, además después de la muerte de Sara su esposa Abraham tomo por esposa a otra mujer de nombre Cetura, veamos:

Gen 25:1 Abraham tomó otra mujer, cuyo nombre era Cetura,
Gen 25:2 la cual le dio a luz a Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa.
Gen 25:3 Y Jocsán engendró a Seba y a Dedán; e hijos de Dedán fueron Asurim, Letusim y Leumim.
Gen 25:4 E hijos de Madián: Efa, Efer, Hanoc, Abida y Elda. Todos estos fueron hijos de Cetura.
Gen 25:5 Y Abraham dio todo cuanto tenía a Isaac.
Gen 25:6 Pero a los hijos de sus concubinas dio Abraham dones, y los envió lejos de Isaac su hijo, mientras él vivía, hacia el oriente, a la tierra oriental.

Bueno ahora si vayamos al lado de la promesa.

Isaac, tuvo dos hijos, uno de ellos Esau, quien a decir de la Biblia tenia costumbres, ajenas a la voluntad de Dios y de sus padres.

Gen 28:6 Y vio Esaú cómo Isaac había bendecido a Jacob, y le había enviado a Padan-aram, para tomar para sí mujer de allí; y que cuando le bendijo, le había mandado diciendo: No tomarás mujer de las hijas de Canaán;
Gen 28:7 y que Jacob había obedecido a su padre y a su madre, y se había ido a Padan-aram.
Gen 28:8 Vio asimismo Esaú que las hijas de Canaán parecían mal a Isaac su padre;
Gen 28:9 y se fue Esaú a Ismael, y tomó para sí por mujer a Mahalat, hija de Ismael hijo de Abraham, hermana de Nebaiot, además de sus otras mujeres.

Esau tomo por mujeres a hijas de pueblos que no eran de su parentela entonces ahí la zera física de su abuelo se disemino hasta en otros descendientes de lo que podríamos considerar un matrimonio mixto.

Jacob, a quien ya hemos visto en otros estudios, tomo por esposa a:

Gen 29:16 Y Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Raquel.
Gen 29:17 Y los ojos de Lea eran delicados, pero Raquel era de lindo semblante y de hermoso parecer.
Gen 29:18 Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor.
Gen 29:19 Y Labán respondió: Mejor es que te la dé a ti, y no que la dé a otro hombre; quédate conmigo.
Gen 29:20 Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.
Gen 29:21 Entonces dijo Jacob a Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo se ha cumplido, para unirme a ella.
Gen 29:22 Entonces Labán juntó a todos los varones de aquel lugar, e hizo banquete.
Gen 29:23 Y sucedió que a la noche tomó a Lea su hija, y se la trajo; y él se llegó a ella.
Gen 29:24 Y dio Labán su sierva Zilpa a su hija Lea por criada.
Gen 29:25 Venida la mañana, he aquí que era Lea; y Jacob dijo a Labán: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿No te he servido por Raquel? ¿Por qué, pues, me has engañado?

Gen 29:28 E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla; y él le dio a Raquel su hija por mujer.
Gen 29:29 Y dio Labán a Raquel su hija su sierva Bilha por criada.

Vemos que Jacob tuvo 2 esposas y 2 mujeres que fueron las siervas de sus esposas de las cuales provinieron 12 hijos, podríamos hablar de cada uno de ellos en este sentido pero centraremos nuestro estudio en José:

José fue hijo de Jacob y Raquel. Jacob amaba a José más que a los hermanos de éste, por ser el hijo de su ancianidad, y le dio una túnica de muchos colores. Sus hermanos, que lo odiaban, urdieron maldades en contra suya. Lo vendieron como esclavo por veinte piezas de plata (Génesis 37:28). Pero José confiaba en Dios y no consintió en pecar; el Señor lo acompañó llegó a ser intérprete de los sueños de Faraón en Egipto. José predijo un tiempo de hambre, fue nombrado gobernador de Egipto y en los años de abundancia almacenó los excedentes de alimento. Los hermanos de José llegaron desde Canaán a comprar alimento durante el hambre. Él perdonó a sus hermanos y los trató bien; Jacob se reunió con ellos en sus últimos años, y la familia volvió a estar junta (Génesis 45-46).

Pero el detalle importante para este estudio es que sus años en Egipto no trascurrieron solo, tomo por mujer a:

Gen 41:50 Y nacieron a José dos hijos antes que viniese el primer año del hambre, los cuales le dio a luz Asenat, hija de Potifera sacerdote de On.
Gen 41:51 Y llamó José el nombre del primogénito, Manasés; porque dijo: Dios me hizo olvidar todo mi trabajo, y toda la casa de mi padre.

Gen 46:20 Y nacieron a José en la tierra de Egipto Manasés y Efraín, los que le dio a luz Asenat, hija de Potifera sacerdote de On.

Una mujer extranjera fue la esposa de José, no era de la parentela de su familia como en el caso de Isaac su padre, ahora miremos detenidamente, la bendición que Jacob (Ysrael) le da a sus nietos nacidos de una Egipcia:

Gen 48:11 Y dijo Israel a José: No pensaba yo ver tu rostro, y he aquí Dios me ha hecho ver también a tu descendencia.
Gen 48:12 Entonces José los sacó de entre sus rodillas, y se inclinó a tierra.
Gen 48:13 Y los tomó José a ambos, Efraín a su derecha, a la izquierda de Israel, y Manasés a su izquierda, a la derecha de Israel; y los acercó a él.
Gen 48:14 Entonces Israel extendió su mano derecha, y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés, colocando así sus manos adrede, aunque Manasés era el primogénito.
Gen 48:15 Y bendijo a José, diciendo: El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac, el Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día,
Gen 48:16 el Angel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra.
Gen 48:17 Pero viendo José que su padre ponía la mano derecha sobre la cabeza de Efraín, le causó esto disgusto; y asió la mano de su padre, para cambiarla de la cabeza de Efraín a la cabeza de Manasés.
Gen 48:18 Y dijo José a su padre: No así, padre mío, porque éste es el primogénito; pon tu mano derecha sobre su cabeza.
Gen 48:19 Mas su padre no quiso, y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé; también él vendrá a ser un pueblo, y será también engrandecido; pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones.

Antes de continuar con esta tesina debemos decir que Efraín y Manases eran hijos de un matrimonio mixto que incluía a personas fuera del linaje de Abraham.

Y también cabe destacar que los otros 11 hijos de Jacob tuvieron también descendencia y el más nombrado de todos fue Juda de donde provienen los judíos, pero tendríamos que hacernos un par de preguntas, ¿Dónde están los descendientes de las otras 10 tribus de Yisrael? Y ¿encontraremos a los descendientes de José?

Gen 35:23 los hijos de Lea: Rubén el primogénito de Jacob; Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón.
Gen 35:24 Los hijos de Raquel: José y Benjamín.
Gen 35:25 Los hijos de Bilha, sierva de Raquel: Dan y Neftalí.
Gen 35:26 Y los hijos de Zilpa, sierva de Lea: Gad y Aser. Estos fueron los hijos de Jacob, que le nacieron en Padan-aram.

Donde están los rubenitas descendientes de Ruben; los simeonitas, los levitas, los isacaritas, los zabulonitas, etc, etc,

Miremos la bendición de Yisrael a sus nietos Efraín y Manases:

Gen 48:16 el Angel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra.

Debemos decir que esta bendición fue dada a los dos jóvenes Efraín y Manases, pero fue implicada con la mano derecha a Efraín y con la izquierda a Manases, aunque José había sentado correctamente a los niños, Jacob cruzo las manos, detalle importante, le explico Jacob a José que también Manases sería una nación grande pero que Efraín sería más grande.

Gen 48:19 Mas su padre no quiso, y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé; también él vendrá a ser un pueblo, y será también engrandecido; pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones.

Ok, volviendo a Gen 48:16 diremos que la palabra en hebreo es Dagah para multipliquense, veamos.

Gen 48:16 המלאךH4397 הגאלH1350 אתיH853 מכלH3605 רעH7451 יברךH1288 אתH853 הנעריםH5288 ויקראH7121 בהם שׁמיH8034 ושׁםH8034 אבתיH1 אברהםH85 ויצחקH3327 וידגוH1711 לרבH7230 בקרבH7130 הארץ׃H776

H1711 דָּגָה
dagáh
Raíz primaria; mover rápidamente; usado solamente como denominativo de H1709; desovar, i.e. hacerse numeroso:-multiplicarse.

Que a su vez también proviene de una raíz implícita que es Dag

H1709 דָּג
dag
O (compl.) דָּאג dag (Neh 13.16); de H1711; pez (por prolífico); o tal vez de H1672 (por tímido); pero aún mejor de H1672 (en sentido de retorcerse, i.e. movido por la acción vibradora de la cola); pez (frecuentemente usado colectivo):-pescado, pescador, pez.

Existen otras implicaciones pero las dejaremos en estas dos, que nos dejo de conocimiento el Espíritu Santo, al explicarnos estas enseñanzas, que la descendencia de Abraham sería como un desove de peces, que es en millares, millones

Hagamos un poquito de historia.

Después de este evento podríamos relatar infinidad de proliferación no solamente de la zera de Abraham, sino de Isaac, Jacob sus doce hijos, sus descendientes llegando hasta el Rey David, Salomón su hijo, y la división del reino después de la muerte de Salomón en dos reinos el norte y el sur; el norte llamado samaria y el sur llamado Judá; después de esto comenzó la deportación de judíos a diferentes partes del mundo siendo la más importante, la de Babilonia donde perdemos el registro de las diez tribus del norte Efraín a la cabeza y Judá hasta el día de hoy los pobladores de Jerusalem e Israel.

En la era actual después de la destrucción del templo en tiempos de Jesús año 70 setenta el último bastión de defensa judía en masada al sur de Jerusalem, los judíos y muchos pobladores del llamado medio oriente, fueron a la diáspora de donde alguna vez Dios prometería volver a juntar el reino de Israel. Los profetas Isaías, Jeremías, y Ezequiel tratan mucho este asunto siendo los versículos más importantes en razón de este estudio los siguientes:

Eze 37:15 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
Eze 37:16 Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros.
Eze 37:17 Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano.
Eze 37:18 Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?,
Eze 37:19 diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano.
Eze 37:20 Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos,
Eze 37:21 y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra;
Eze 37:22 y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.
Eze 37:23 Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios.
Eze 37:24 Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra.
Eze 37:25 Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre.
Eze 37:26 Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre.
Eze 37:27 Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
Eze 37:28 Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.

En la escatología y en mi humilde opinión creo que esto ocurrirá hasta el reinado del milenial y eterno del Señor Jesús; pero hasta aquí, seguimos preguntando ¿y qué hay de la promesa de hacer una descendencia incontable? Yo creo que está más que claro, que esta promesa está más que cumplida; sin embargo, observemos dos asuntos más.

En 1492, 12 de Octubre, desembarca cerca del continente americano hasta esa fecha desconocido, Cristóbal Colon, Ultimados los preparativos la expedición parte del puerto de Palos de la Frontera, el 3 de agosto de 1492. La escuadra colombina estaba formada por las carabelas Pinta, Niña y la nao Santa María. La Pinta y la Niña fueron elegidas por los hermanos Pinzón y costeadas por el concejo de Palos, en cumplimiento de la anteriormente citada real provisión. La tripulación estaba formada por unos 90 hombres aproximadamente, en nuestra historia no se refleja mucha información de los pasajeros, en todos los viajes de Colon; sin embargo, se sabe por historiadores Finlandeses, que estos viajes coincidieron con uno de los eventos más atroces de la historia la santa inquisición española (1478-1821), la cual fue la herramienta del poder católico romano, para despojar a judíos principalmente, de sus pertenencias, identidad y cultura. Aunque después extendieron sus brazos a creyentes reformistas.

Pero centrémonos en los judíos que vivían en Sefarad (España), muchos de ellos fueron muertos, las mujeres violadas, despojados de sus bienes, de su cultura y religión, al grado de morir, renunciar ó huir de esa tierra.

Murieron los que no renunciaron y huyeron.

Renunciaron, los que pudieron para quedarse en esa tierra ó no tenían medios económicos para huir, y muchos de los que se quedaron fueron conocidos como los marranos, muchos de ellos siguieron practicando el judaísmo en los sótanos de las viviendas.

Y los que huyeron, como lo hicieron, muchos historiadores finlandeses concuerdan en que muchos pagaron un lugar en las embarcaciones de Colon, dejando sus pertenencias al santo oficio, aquí hay otro detalle, estos angelitos caídos del santo oficio, violaban a las mujeres judías, y a muchas de ellas les sobrevinieron sus hijos los cuales quedaron en España ó eran enviados a otras parte.

Volviendo a los judíos que huyeron a América, estos se diseminaron en todo este nuestro continente, colaborando en el mestizaje, principalmente de México, Centro y Sur América.

Incluso mucho después y ya con puerto como Veracruz existen manifiestos marítimos de barcos provenientes de España que registraban a personas con apellidos judíos y después los cambiaban a nombres y apellidos castellanizados.

Prueba de esto son muchas influencias de usos y costumbres judías, asimiladas por pobladores de las Américas, Veracruz colindando con la sierra norte de Puebla, Perú y muchas más.

Hasta aquí, nos debe quedar más claro que esta promesa de Dios a Abraham de que su descendencia no se podría contar, queda más que cumplida, pero podremos acotar, que por el lado de la descendencia de Noé y sus hijos, que pasaron por el lugar conocido del estrecho de Bering. Y poblaron norte, centro y sur América, quedaron cubiertos al llegar el evangelio a este lado del charquito.

Pero a todo esto qué importancia tiene que Dios le haya transmitido la bendición de Abraham a Efraín haciendo énfasis en que su descendencia seria como el desove de peces; Explicaremos este punto con dos propuestas principalmente, porque además, donde quedarían todos aquellos que no son descendientes digamos, directos de Abraham, Isaac, Jacob y Judá. Aquellos como por ejemplo los árabes, que son enemigos acérrimos de los judíos; ahora si lo piensan un poco, como podríamos explicar la conducta humana del odio por Israel y los judíos propiamente llamado anti-semitismo. Solo podemos explicarlo de una manera este tipo de odio solo se da entre hermanos, cuando se lucha por una aparente herencia, ó bendición, el ejemplo más claro de esto es el de Caín y Abel; luego entonces además de los descendientes de Ismael tenemos a los descendientes de las 10 tribus perdidas de Israel, entre los cuales podríamos contar a los talibanes, cosacos rusos, afganos, pakistaníes y las diferentes etnias alrededor de los talibanes.

Entonces están 1 las ovejas perdidas de Israel, pero El Señor Jesús nos aclara este punto y nos dice:

Mat 10:5 A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis,
Mat 10:6 sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
Mat 10:7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.
Mat 10:8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

Además de:

Joh 10:11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.
Joh 10:12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.
Joh 10:13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.
Joh 10:14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,
Joh 10:15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.
Joh 10:16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

Este último verso se les hace parecido, a este que vimos más atrás.:

Eze 37:19 diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano.

Por último diremos, de que nos sirvió comenzar desde,

Gen 48:16 el Angel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense (desove de peces, dagah) en gran manera en medio de la tierra.

El Señor nos deja claro que así como tenía claro el plan de salvación, para esas otras ovejas que son de otro redil, también tenía claro como le haría para alcanzar a toda la gente que es parte de la promesa de Abraham, a todos esos desoves de peces.

Mat 4:18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.
Mat 4:19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.

Mar 1:16 Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.
Mar 1:17 Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.

Luk 5:1 Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios.
Luk 5:2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.
Luk 5:3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.
Luk 5:4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.
Luk 5:5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.
Luk 5:6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.
Luk 5:7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.
Luk 5:8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Luk 5:9 Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,
Luk 5:10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.
Luk 5:11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

Con una sola palabra en hebreo, el cauce correcto, y la dirección del Espíritu Santo que nos guía atreves de todo conocimiento, tenemos la interpretación de Génesis 48:16, con el Nuevo Testamento, y la intención del corazón de Dios para llevarnos a su sabiduría.

“Pues los plantaré sobre su tierra y NUNCA más serán arrancados de su tierra que YO les di, ha dicho Jehová, Dios tuyo” (Amos 9:15).

 

 

Promociones Aportaciones ¿Eres nuevo?